La pregunta que nos hacemos todos los días

¿Por qué las empresas no contratan a seniors?

Nos hemos contestado esta pregunta de todas las maneras posibles, como si fuera el día de la marmota o un “loop” imposible de parar.

Nos levantamos cada día, tratando de encontrar el motivo para ponerle solución. Pero lo único claro que sacamos es que no quieren ni vernos. Excepto, si eres director general o director comercial (una buena agenda no la tiene cualquiera. Claro que, los contactos también cumplen años…)

Es evidente que una empresa privada no es una ong. De manera que, si contrata a un senior debe ser porque le compensa en algo ¿Qué es lo que no le compensa?

Creo que entre otras cosas, la más importante, es que las empresas tratan de ahorrar costes y optimizar la producción (ya sean bienes físicos o servicios al final son productos) Y para ello es necesario estandarizar la producción.

Este concepto se ha extendido, ahora también, a los empleados. Resulta mucho más fácil gestionar una empresa donde la plantilla tiene más o menos las mismas expectativas y problemas, que solucionar toda una diversidad de personalidades con sus peculiaridades y necesidades. Por eso no encajan ni las mujeres en edad de reproducción, ni las personas jóvenes sin experiencia, ni los seniors ya que hay que dedicar recursos para enseñarles para sustituciones, o para actualizarlos.

Una vez localizado este concepto, ahora nos toca desarmarlo ¿alguna idea?

Deja un comentario